Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Imagen de sección

Adaptación y acostumbramiento

Al principio, se puede tener la impresión de que los dientes artificiales son demasiado grandes, pero desaparece al cabo de unos días. La pronunciación de algunos sonidos puede resultar un poco alterada o costar alguna pequeña dificultad, pero se normaliza al cabo de unos días. Es probable que se muerda fácilmente en las mejillas y la lengua por su tendencia a introducirse en los espacios donde faltan los dientes, pero en poco tiempo aprenderá a evitarlo. Si se le ha cementado la prótesis provisionalmente, debe tener en cuenta que se le puede desprender, y puede notar ligeras molestias en los dientes que sirven de sujeción, con las bebida y las alimentos fríos, calientes y dulces.