Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Imagen de sección

Revisiones e incidencias

Siempre que aparezca una molestia en las encías o dientes, debe acudir a la consulta. Si surge algún problema, no intente resolverlo usted mismo, acuda a su dentista. En los tres primeros meses hay que hacer por lo menos una revisión, para ajustar las prótesis y realizar los rebase que sean necesarios. Estos rebases consisten en rellenar con resina las zonas de la prótesis que hubieran perdido contacto con la encía, como consecuencia de la cicatrización, para mejorar su ajuste y adhesión. Cuando se haya conseguido una perfecta cicatrización y regularización de su encía, es el momento de tratarse con la prótesis definitiva. No deje adaptar sus prótesis a nadie más que al dentista. En tanto el facultativo que las ha prescrito, es el único que puede hacerlo.